MedTep

La salud: negocio para startups

Dos emprendedores catalanes de 28 años han dado el salto a Silicon Valley gracias a MedTep.
Se terminó el olvidar las indicaciones de tu médico o las horas de toma de medicamento. A partir de ahora, gracias a apps como MedTep, podremos estar en contacto constante con nuestro médico. Pablo Pantaleoni y Jacob Suñol están definiendo el futuro de la medicina en el mundo digital. Fundaron su startup en 2011 y ahora tienen 30 empleados y oficinas en Barcelona, San Francisco y México DF.
Además, Pantaleoni salió en enero en la lista Forbes de los emprendedores menores de 30 años que estaban cambiando el mundo de la medicina.
El pistoletazo de salida lo dieron en 2014, cuando comenzaron con el negocio fuera de España: Se fueron a EEUU y despegaron. El 80% del mercado de digital health está en EEUU, lo que hacían se reconocía. Levantaron dinero en sucesivas rondas de financiación. Consiguieron 2 millones de euros en junio del año pasado.
En la actualidad, lo que ofrece MedTep son dos aplicaciones: uPatient para los pacientes, y uClinics para los médicos. Los últimos diseñan planes de tratamiento para enfermedades concretas. Los primeros siguen esos planes a través de la app y las indicaciones de su médico.
Su manera de ganar dinero es a través de contratos con grandes farmacéuticas y aseguradoras. Estas compañías contratan suscripciones de la herramienta para ofrecer a sus clientes: médicos y pacientes, lo que le interesa a MedTep.
Pero además del valor tecnológico, a las farmacéuticas y a las aseguradoras les interesa el gran volumen de datos médicos que MedTep podría llegar a controlar. (De momento tienen alrededor de 120.000 fichas). Los datos son anónimos, como explica Suñol, pero se usan para informes estadísticos que interesan a estas compañías.
Por otro lado, el verdadero momento de MedTep para dar la campanada podría ser un contrato público de grandes dimensiones, que normalice la herramienta como el principal software de trazabilidad médica en el sistema sanitario.
En la salud hay negocio y este es tecnológico.

FacebookTwitterGoogle+Share