Kopimashin

Kopimashin

Peter Sunde, fundador del popular portal de descargas ilegales The Pirate Bay ha inventado un artilugio con el que trata de dejar en ridículo el convencimiento por parte de la industria musical de que compartir una canción por internet hace perder millones a las discográficas. Sunde es todo un experto en demandas y sentencias millonarias por piratería (ya no está en la cárcel, pero sigue debiendo millones), lo que le ha llevado a idear su Kopimashin: una maquinita diseñada para hacer 100 copias por segundos, 8 millones al día, de la canción de Gnarls Barkley “Crazy”.

La canción no se guarda pero sí se copia, que es lo que persigue la ley. Según las discográficas, que evalúan los daños en 1,25 dólares por copia, Sunde está generando millones de dólares para Warner, el sello de la canción.

El efecto de Kopimashin en la industria es nulo, obviamente, pero, ¿es absurdo ponerle precio a una copia o no lo es?

En Telling llevamos tiempo hablando del trolling a las grandes compañías y corporaciones, dentro de la tendencia al Activismo. ¿Quieres saber más sobre nuestro reporte de tendencia para la innovación? Contacta con nosotros.

FacebookTwitterGoogle+Share